La vitamina D es liposoluble y se almacena en el tejido graso. Esto nos permite consumir vitamina D producida en verano, en los meses de invierno. Debería suspender la suplementación de vitamina D en dosis altas de 4 a 5 semanas antes de la prueba. Continúe la suplementación si desea medir su efecto.